22 dic. 2010

Con espíritu navideño

Me ha tomado mucho tiempo escribir este post, llevo meses “empezando” y por razones diversas (principalmente postergación) no lo había hecho. Originalmente quería dedicar esta participación bloguera a la homofobia pero, sin quitarle importancia, decidí que tengo un tema en mente más urgente: NAVIDAD.

A dos días de nochebuena, me surgió una necesidad un poco patológica de decorar mi cuarto con navidad. Lo consideré un anhelo de estar en mi casa con mi familia un poco más ya que el ultimo semestre estuve muy ocupada y casi no he convivido con ellos. Admito que es una manifestación muy superficial de un anhelo así, pero sigue siendo una necesidad emocional.

Ahora,

¿Qué significa la navidad? Etimológicamente hace referencia al nacimiento de Jesús, pero no sólo etimológicamente, sino que en teoría lo es también espiritualmente, por eso el ritual de “acostar” al niño y poner el nacimiento y todo un rollo religioso. Pero, ¿en qué se ha convertido? Creo que para quienes todavía tienen la costumbre de hacer estos rituales está muy bien y es muy respetable, cada quien tiene sus propias creencias, el problema que yo encuentro en todo esto es que esas creencias familiares, personales (o como sean) se traducen en tradiciones que están cada vez más obsoletas, no por su función, sino por su práctica.

Yo recuerdo que cuando mi abuelita vivía, tratábamos de hacer las cosas a su modo: rezar, pasar al niño dios por todos para que le den un beso, “curarlo” con un algodón con perfume y tal vez más cosas que ya ni recuerdo, pero ese es el mejor ejemplo de a lo que quiero llegar. La realidad es que al morir ella, se llevó la tradición. Y tiene mucho sentido, ya que se convirtió en un ritual de respeto hacia ella más que de respeto a la tradición. Sin embargo, el fin último de la misma ha permanecido. Hay unión familiar y se siente un lazo especial, que aunque debería estar ahí todo el tiempo no está y la navidad le hace existir.

Todo esto no se qué tan bueno o malo sea, ya que al final no debería ser necesario un “pretexto” para que la familia está unida, pero es innegable que lo está y sin la necesidad de cumplir con el rito religioso. De eso se trata la navidad, de amor. Por cliché que suene.

Mudándonos a un plano menos religioso, pero igual de espiritual. Podemos hablar de la forma en que la navidad es vista en nuestra sociedad. Para muchos no significa nada. Y no hacen nada especial lo cual me parece realmente plausible, no hay nada más admirable que serle fiel a tus ideas aun cuando todo el mundo (literalmente) te esté bombardeando con el tema, porque digo, muchos no ponen altar de muertos y no pasa nada, pero ¿no hacer nada en navidad? ¡Podría parecer inhumano! Pero no lo es. Cada quien tiene derecho de elegir las fechas especiales para sí mismo.

El problema yo creo que radica en otro tipo de personas: los hipócritas. Las personas que utilizar su pública “espiritualidad” o “religiosidad” para conseguir algo. Y aunque no lo crean, esa gente camina entre nosotros y ni cuenta nos damos…until we do. Estas son personas que están más preocupadas en si les regalarán lo que quieren, en encontrar un pretexto más para emborracharse hasta vomitar (seguro al niño Dios le encanta eso), en lucrar con los sentimientos de las personas para obras de “caridad” y colectas. Todas esas personas realmente me dan asco.

Sé que lo anterior suena muy drástico y hasta dramático, pero es la verdad. Puedo entender muchas cosas pero no entiendo la necesidad de proyectar una imagen de preocupación por lo demás cuando uno se preocupa sólo por uno mismo. No entiendo a esas personas que van a regalar juguetes a los niños pobres y darle comida a familias necesitadas y ni siquiera pueden tener una conversación con su compañero de salón porque es diferente a ellas, nada bonito. Y no creo que alguien pueda negar la existencia de estas personas, que hacen de la navidad una de sus fechas favoritas… para pavonearse de algo que no son y que no tienen intención de ser.

La navidad es muy divertida, es lindo comer, que te regalen cosas, tomarse una copita, bailar, etc. Pero también es muy gratificante hacer todo eso con personas que quieres y con las que compartes algo más que regalos. Esas personas no siempre tienen que ser familia, hay mucha gente que por diferentes razones puede estar con su familia o que simplemente no la tiene y aun así es muy posible que puedan disfrutar de todo esto. No es algo meramente familiar, hay familias que no son tan buenas con algunos de sus integrantes pero invariablemente todos tenemos gente que nos hace feliz y esa es la gente con quien debemos estar.

Si tuviera que encontrarle un significado a esta fecha, creo que ese sería: Compartir.

No cosas, sino emociones. Dar lo mejor de uno mismo a los demás. Y si eres de los que no creen en la navidad, hay que encontrar momentos para cumplir con el fin último de esta celebración, ya sea en mayo, septiembre o agosto, no importa mientras haya una fecha o un momento donde hagas saber a tus seres queridos lo que son para ti dejando de lado los convencionalismos y haciéndolo por uno mismo y por los suyos.


Y si eres de los hipócritas… fuck off.


Volveré pronto y feliz navidad... o similar.

2 comentarios:

  1. "Y si eres de los hipócritas… fuck off"... I must say...I loved that part! jajaja.

    Navidad, navidad... me da gusto que te haya entrado el espíritu navideño. Me da gusto que hayas decorado tu cuarto! :), espero estar algún año ahí, para ayudarte! :D, y, en general, me da gusto que alguien tenga espíritu navideño. En mi casa el espíritu navideño no se da mucho! :S, creo que todos somos unos grinch. A mí, en lo personal, la navidad me da mucha hueva, yo sólo voy a las reuniones por la comida!... pero creo que porque mi espíritu navideño está más presente otros días, cómo cuando regreso a Campeche y estoy con mi familia, después de no haberlos visto en un buen rato. No necesito días "especiales" para saber que mi familia es algo que debo apreciar. La aprecio todos los días.

    Sobre los hipócritas, conozco a muchos de esos!, que no sólo se crean una imagen a partir de las fechas decembrinas, sino de todas las fechas posibles y eventos "importantes". Al final, no hay que desearles que se jodan!, ya lo hacen sin darse cuenta!. La hipocresía y las apariencias no dejan nunca nada bueno, y, a ese tipo de personas sólo les quedan experiencias y relaciones vacías! :S jaja. Así que, tienen lo que se merecen.

    P.D. Mi abuelita también aplica la tradición del niño Jesus, y yo LA ODIO!...demasiada fe me da miedo jaja y no me gusta hacerlo porque me siento mal conmigo misma. Que a Jesus lo "bese" una persona que se la pasa criticando y hablando herejías no debe ser muy agradable! :P...

    Happy Xmakkah (concepto de "híbrido cultural" sacado de los profundos diálogos de "The O.C.")
    Te quiero!, feliz nadvidad!:)

    ResponderEliminar
  2. Ese es el whole point!!! jajaja que lo que implica la navidad no está directamente relacionado con la fecha en sí, aunque no esta mal utilizarla para ese fin :) siempre que todo sea honesto y de corazón está bien!

    ResponderEliminar