31 dic. 2010

2010-2011

 

“ Olvidaba decir que aquella noche,
aquel grupo bohemio
celebraba entre risas, libaciones,
chascarrillos y versos,
la agonía de un año que amarguras
dejó en todos los pechos,
y la llegada, consecuencia lógica,
del “Feliz Año Nuevo”...

Aprovechando que es el último día del año, decidí hacer una reflexión acerca de lo que este año fue para mi y lo que el próximo podría ser. Y siguiendo el ejemplo de Arturo, levanto mi copa…

Definitivamente el 2010 significó una colección de meses bastante interesante.

Empecemos con que tuve la oportunidad (muy esperada y pospuesta) de ir a visitar a una amiga (casi hermana) a la que quiero muchísimo. Pero lo interesante de esa visita es que fue en su lugar de nacimiento y residencia: Corea <3, mi amiga, a la que llamaré Mi Na (porque ese es nombre jaja), vivió conmigo durante un año que pasé en Canadá y se convirtió es una persona muy importante para mi, a la que obviamente no tengo tantas oportunidades de ver. Todo esto aunado a una de mis actividades favoritas en mi época favorita del año lo que, gracias a la geografía, también significó mi reencuentro con la nieve (yey) y ¡ni que decir de las excentricidades que comí! pero eso va para su propio post jaja.

En resumidas cuentas, un inicio más que perfecto del 2010.

 Korea 110    Korea 338    Korea 109

Por primera vez pasé un cumpleaños fuera de la comodidad de mi hogar. Esto porque mi mamá y yo tuvimos el plan de pasar mis 22 primaveras (literal, cae en primavera jaja) en un viaje familiar, pero no contábamos con que al final, el resto de la familia iba a quedarse jaja así que tuve un muy relajante 5 de junio con mi mamá en Miami. Definitivamente no es de mis destinos favoritos pero fue un buen pretexto para pasar un tiempo de calidad con mi mamá sin interrupciones.

Durante el año también hubo sus “shenanigans” (como diría mi queridísima Juno). La escuela empezó a complicarse, el salón a dividirse y empezaron pensamientos como: “¿Qué será de mi vida?”, “Me queda sólo un año y medio de carrera”, “¿Trabajaré? o ¿Seguiré estudiando?”, “¿Cargaré Materias de verano?” Etc. Pero todo eso, sin pensar que lo que venía, aunque rápido, pasó a ser de los mejores meses de mi carrera.

Tanto 6to como 7mo semestre, se caracterizaron no solo por la carga tan pesada de trabajo, si no porque las mismas labores académicas me llevaron a convivir mucho más con personas, que aunque ya apreciaba bastante, nunca había tenido la oportunidad de realmente compartir momentos, tareas, pensamientos, pláticas y hasta noches completas. Y aunque me pasaron muchas cosas buenas y malas durante el año, nunca voy a olvidar que ese fue el año en que consolidé muchas amistades y conocí otras. ¿Y qué decir amistades? Esas personas pasaron a ser de mis compañeros a mi amigos, y de mis amigos a mi familia, por que al menos conviví más con ellos que con la consanguínea.

En definitiva el 2010 fue un año increíble, pero el 2011 pinta muy bien para mi. De hecho, creo que será de los años más importantes de mi vida. Los primeros seis meses serán dedicados a mi último semestre de la universidad y los otros seis serán los primeros del resto de mi vida. Si, suena dramático pero así será, probablemente no dependerá de ellos el rumbo de mi vida pero definitivamente será el primes agosto o septiembre en el que no sabré qué sigue. El siguiente paso es la vida real y espero tener los conocimientos y el valor para hacer lo que tenga que hacer de la mejor manera.

Pero no todo son responsabilidades y vida real, a medio año 2011 también ocurrirá un evento que lleva consigo todos los sentimientos más contradictorios. Me da mucha alegría y mucha tristeza y es es límite entre ese último semestre y la vida real, claro, la graduación.

Es muy satisfactorio terminar algo a lo que le has dedicado 4 años de tu vida. Miles de ensayos, grabaciones, desveladas, quemadas, ediciones y tantas cosas que ni acabaría. Todo ese esfuerzo se verá reflejado en un pedazo de papel, pero ¡Qué papel!, probablemente de los más importantes de mi vida (y la de cualquiera). Por fin, la meta de toda una vida académica.

Pero, no es sólo eso. También termina con cuatro años de convivir con personas tan afines a ti que da miedo. Termina con la asesoría constante de profesores con excelente tablas y la mejor calidad humana, que no solo te calificaron las tareas por cuatro años, sino que te conocieron y asesoraron no sólo académicamente, sino en la vida. Cuatro años de caminar juntos por un camino que desde el principio supiste que iba a dividirse, y no puedes hacer nada al respecto más que ver lo bueno y continuar.

Esto es lo que fue y lo que será para mi, y para mucho gente será por otras razones, pero no nos olvidemos nunca de reconocer todo lo bueno y tratar de mejorar lo malo, tal vez de un año a otro no haya resultados pero si nos fijamos metas, llegará el momento en el que volteemos hacia atrás y veamos todo lo que hemos mejorado y así podremos apreciar más lo que tenemos.

El 2011 será un año muy importante. Y brindo por eso.

 images (1)Volveré pronto

No hay comentarios:

Publicar un comentario